COMPETENCIA GLOBAL

Desde el nacimiento de la Estrategia Canaria de Internacionalización de la Educación (ECIE), se contempla que los contenidos a los que hace referencia la Competencia Global deben «impregnar» todas nuestras acciones (así se desprende de la lectura de nuestros cuatro ejes estratégicos).

En torno al programa PISA, se habla en estos días de esta novedosa Competencia Global que ha sido desarrollada para su difusión en 2018. Según hemos podido leer en el blog del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE):

«Esta iniciativa se inserta dentro de una estrategia de la OCDE a medio plazo, The Future of Education and Skills OECD Education 2030 Framework, que pretende ayudar a definir el aprendizaje en las décadas venideras. En esta estrategia, la educación se orienta tanto a las destrezas básicas para la vida (life skills) como a las distintas formas de conocimiento, actitudes y disposiciones».

Resulta, pues, de sumo interés, tanto para docentes y familias, como para los aprendientes, estar al corriente de las novedades que comporta el desarrollo de esta nueva competencia y de las repercusiones que tendrá a la hora de elaborar programaciones o actividades –dentro y fuera del aula–.

Pero… ¿Qué es la competencia global? Según el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA por sus siglas en inglés), la competencia global es:

«Un objetivo de aprendizaje multidimensional y permanente. Los individuos competentes a escala mundial pueden examinar cuestiones locales, globales e intercul­turales, comprender y apreciar diferentes perspectivas y visiones del mundo, interactuar con éxito y de manera respetuosa con los demás y actuar de modo responsable hacia la sostenibilidad y el bienestar colectivo».

Asia Society

NUEVA EDUCACIÓN

La nueva educación cívica del siglo XXI

A la luz de esta definición, cobra especial relevancia el análisis del INEE:

«Muchas de las sub-competencias globales se entretejen y extienden con las que son necesarias para ejercer una ciudadanía responsable; de este modo, la educación global se convertiría en la nueva educación cívica del siglo XXI, porque la ciudadanía se ejerce en una red que va de lo local a lo global».

Si bien, no se han hecho públicas todavía unidades específicas de competencia global, ya se puede consultar –tanto en español como en inglés– el Marco de Competencia Global. Estudio PISA. En efecto, la competencia global ha llegado para quedarse y, sin duda, su presencia se nos hará muy familiar más pronto que tarde ¿no te parece? Nos encantaría conocer tu opinión; entre tanto, bajo estas líneas, puedes acceder al documento.